Beneficios Sociales

     

Se entiende por beneficios sociales diferentes cosas, tanto a las interrelaciones sociales y los beneficios que obtenemos de dichas interrelaciones desde el inicio de nuestra vida y a lo largo del desarrollo de esta, en referencia a las interacciones sociales que hacemos con la gente que nos rodea, también se habla de beneficios sociales a los que otorga una entidad gubernamental (alimentos, despensas, incentivos o ayudas económicas “sociales”, fomentos a la educación, campañas sanitarias, etc.), así como a los beneficios sociales otorgados por las empresas a sus empleados y a las familias de estos, como una forma de elevar la productividad laboral usándolos como motivación para los empleados, que repercuten tanto en beneficio de los empleados como a la larga en beneficio de la empresa.

Pero en este artículo nos centraremos en los beneficios sociales que incumben a la persona y su entorno, repercutiendo en beneficio de su salud psicológico-emocional e incluso su de salud física.

El ser humano es un ente propiamente social, es decir, es un ser que se desarrolla y vive dentro de una sociedad, para poder desenvolverse en cualquier ámbito (familiar, laboral, escolar, etc.), así como para obtener los insumos y bienes más básicos necesita qué interactuar con otros individuos y grupos es decir, interactuar socialmente. Esto para necesidades tan básicas como conseguir alimento y cubrir cualquier otro tipo de necesidad.

Baile regional

Las tradiciones son fenómenos sociales que nos influyen desde nuestra infancia.

El primer contacto social que se tiene es la propia familia, seguido por las amistades que se suelen encontrar en el ámbito escolar, laboral o del entorno en el cual se vive teniéndose interrelaciones sociales desde el comienzo de la vida. El ser humano depende desde el nacimiento de las interacciones sociales con otros individuos como la madre o el padre quienes proveen de alimento y protección al recién nacido, ayuda sin la cual simplemente no se sobreviviría, por lo que desde un principio estamos en un entorno social que poco a poco con el paso del tiempo y a la par de nuestro crecimiento se va ampliando, ingresando a nuestro círculo social cercano más y más individuos (los hermanos, abuelos, tíos, primos, amigos, compañeros de escuela, de trabajo, vecinos, etc.).

Al ser seres sociales que necesitamos de los demás para nuestra propia vida y desarrollo, así como llevar una vida en sociedad con los demás, obtenemos diversos beneficios de las interacciones sociales, ya se trate del tipo psicológico-emocional, de beneficios propiamente sociales, o incluso de salud, al estar en contacto con otros, ya que tomamos las experiencias de nuestro entorno para convertirlas en aprendizaje a través del cual crecemos y maduramos, así como nos ayudan a definir nuestra personalidad marcando hábitos y conductas.

Constructores mirando un plano

Las interacciones sociales en el campo laboral nos facilitan nuestras labores particulares.

Sabemos que una vida en sociedad es importante desde el punto de vista psicológico, trayéndonos barios beneficios.

Los más importantes beneficios sociales:

Mejora el lenguaje.- La interacción social es la herramienta por excelencia tanto para el aprendizaje del lenguaje como para su mejoramiento progresivo, esto porque es mediante el contacto con otras personas que aprendemos expresiones, términos, diversos vocablos y sus significados, así como tonalidades que poseen las palabras en la lengua hablada y que diferencian los significados de las mismas palabras, así como el sentido dependiendo de factores como el contexto en el cual se hable. Así también es con la interacción social con otras personas que podemos aprender con mayor facilidad un idioma desconocido.

Aumenta nuestros conocimientos.- El continuo contacto con otros miembros de la sociedad nos beneficia puesto que podemos “nutrirnos” de los conocimientos de los demás, aportando datos e informaciones a las que ya poseemos, ampliando nuestra inteligencia, entendimiento y cultura.

Beneficia la capacidad de razonamiento.- Esto porque se tiene contacto con diversos puntos de vista e ideas ajenas a nuestras propias concepciones, lo que nos amplía nuestro campo del razonamiento tanto de problemas propios como de otras temáticas, mejorando además nuestra forma de razonar las cosas por el estrecho contacto con que tenemos el razonamiento y forma de pensar de los demás.

Es importante para nuestra salud emocional.- La convivencia social con otros seres humanos es importante para mantener una buena salud mental, esto ha sido verificado en varias ocasiones en personas que por alguna u otra razón se hallan aisladas de la sociedad y por la carencia de contacto social “pierden la cabeza”, teniendo distintos tipos de afecciones psicológicas y emocionales que les impiden una vida normal.

Beneficia mejorando el estado anímico.- El ser humano por naturaleza es sociable, compartir experiencias con otras personas funciona como una terapia que nos ayuda a combatir el estrés, la ansiedad y vivencias que de no ser compartidas nos acarrearían más tarde o más temprano problemas emocionales como enojos, ira, temores, etc. Por eso vivir en sociedad nos permite liberarnos de parte de la carga del estrés emocional (aunque la propia vida en convivencia suela ser una de las causas de estrés emocional).

Es esencial para la propia vida en sus inicios.- Independientemente de que el recién nacido no puede vivir sin las interacciones sociales con la madre, padre y familia cercana (que le suministran alimentos y cuidados), se han hecho estudios referentes a niños en edades tempranas que al carecer de un ambiente afectivo social como el familiar a pesar de tener un suministro de alimentos y otros cuidados, los infantes tienden a enfermar con más frecuencia e incluso morir. Por ello las interacciones sociales (con la familia pero principalmente con la madre), durante los primeros meses de vida es importantísimo para la vida.

Citado APA: (A. . Beneficios Sociales. Revista BeneficiosDe. Obtenido 09, 2019, de https://beneficiosde.net/beneficios-sociales/ )

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.